Nueva Letusa: Distribuidor exclusivo de Sonor en España

En Actualidad por Txiki Marín

Nueva Letusa tiene el orgullo de anunciar que en el presente mes de marzo de 2018 ha firmado un acuerdo con la mítica marca alemana de baterías Sonor por el que pasa a ser el nuevo distribuidor en exclusiva de la firma para todo el territorio Español.

Nueva Letusa, la empresa líder en la importación y distribución de instrumentos musicales y equipos de sonido profesional, completa su amplia oferta de productos introduciendo una de las marcas de referencia de baterías a nivel mundial, con más de 140 años de experiencia, está totalmente especializada en el diseño y fabricación de baterías siendo responsables de muchos de los diseños que han dado forma al instrumento tal y como lo conocemos hoy.

La estructura del Grupo Adagio, los años de experiencia y buen hacer como distribuidores de las marcas más prestigiosas del sector del instrumento musical, sonido profesional y DJ, hacen que Sonor haya confiado en la empresa española como su nuevo distribuidor.

 

Una marca con mucha historia 

En 1875, Sonor fue fundada en Weißenfels por Johannes Link (nacido en 1847 en Forheim) como una fábrica de tambores y barriles naturales militares. Tres años más tarde, la compañía construyó un nuevo taller y se trasladó a la calle Leipziger. Alrededor la década de 1900, también comenzó a fabricar timbales, tambores, xilófonos, platillos, triángulos y pequeños instrumentos de percusión.

Sonor fue registrado como marca en 1907 en la Oficina Imperial de Patentes en Múnich. En 1914 murió su fundador, John Link, y fue sucedido por su hijo Otto Link. A pesar de la agitación de la Segunda Guerra Mundial, la compañía abrió una segunda fábrica en Markneukirchen. Dos años más tarde, un incendio destruyó gran parte de la sede de la empresa en la calle Leipziger. Para compensar la pérdida de los activos con rapidez, la empresa adquirió el complejo industrial cercano «Am Bad» en Weissenfels. En 1925, la empresa contaba con cerca de 145 personas.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, la empresa fue expropiada y nacionalizada. Otto Link escapó por poco un arresto y decidió junto a su hijo Horst Link huir a Berlín Oeste. Volvieron a fundar una nueva compañía Sonor en 1946.

En 1953, los instrumentos Orff se incluyeron oficialmente en el plan de producción de Sonor. En colaboración con el profesor Hans Bergese, un estudiante de Carl Orff, Sonor desarrolló un conjunto innovador de instrumentos. La idea básica es que con los instrumentos deben desarrollarse las habilidades mentales y las técnicas del niño, fomentando así el desarrollo musical.

Cuando Otto murió en 1955, la dirección de Sonor fue sucedida por su hijo Horst Link. La compañía volvió nuevamente a su antiguo tamaño, volvió a tener la misma producción y mantuvo la gama de productos de forma continua. Algunas de las figuras del jazz más populares de la época como Kenny Clarke, Connie Cay o Lionel Hampton utilizaron baterías Sonor.

En los últimos años Sonor ha decidido volver a centrarse en diseñar y construir instrumentos de la más alta calidad centrando su producción en su fábrica de Bad Beleburg. Donde artesanos que llevan construyendo baterías más de 40 años se ocuparán de cada proceso.